sábado, 20 de diciembre de 2008

María Elena Walsh - El sol no tiene bolsillos



HOMENAJE BIOGRAFIADO A MARÍA ELENA

“El sol no tiene bolsillos, la luna no tiene mar...

¿Por qué en un mundo tan grande habrá tan poco lugar?"

Tal vez esa pregunta haya sido el fundamento, el motor que explica el sentido que guía su vida y que motiva su impulso creativo. Tal vez así se explique su necesidad de abrir espacios. O tal vez sea un poco por salvación y otro poco como una forma de sabiduría ética, recogida de la experiencia y desparramada en amor fraterno. Quizás ese fue el afán que llevó a María Elena a partir de aquel Ramos Mejía, donde "había un cielo entero por donde navegaban las hamacas", para construir caminos en los recovecos más despretigiados por el esnobismo cultural.
Con sólo 17 años publicó “Otoño imperdonable” su primer libro de poesías, que fue aplaudido por los más selectos círculos literarios y que le valió la posibilidad de viajar a los Estados Unidos para formarse junto a Juan Ramón Jiménez. María elena se sintió ahogada, un poco por la convivencia y otro poco por el peso de las formas de creación establecidas. El canon poético y la "alta cultura" esperaban algo de ella, que no era ella misma. Tras su mala experiencia vuelve al país, pero ella ya tenía 20 años y las presiones del entorno se hacían sentir para que cumpliera con los pasos que obligatoriamente debía seguir una mujer. María Elena eligió no casarse.


En 1952 en las calles de Ramos Mejía, su ciudad natal.


Tras una amistad por correspondencia con Leda Valladares, se conocieron en Panamá y viajaron juntas en el “Reina del Pacífico” a buscar otros horizontes en la promisoria París. Pero durante la travesía océanica, dos mujeres sellarían su amor en coplas, zambas y bagualas y formarían un dúo emblemático: Leda y María. María Elena, qué había sido aceptada por poetas como Pablo Neruda, ahora elegía el cancionero tradicional y anónimo del Noroeste Argentino para expresarse a viva voz.
El humilde “Hotel du Grand Balcon” las recibió y el camino recorrido por los escenarios franceses les valió el contacto con grandes músicos de la historia mundial como Violeta Parra o Charles Aznavour y una buena cosecha de discos. Sin embargo, cuando quisieron sumarse al proyecto de Alan Lomax, que recopilaba música folklórica tradicional del mundo, fueron rechazas por su tez blanca y su aire intelectual y europeizado. Así, Leda y María se encontraron con el encorsetamiento de un mundo que nunca acababa de abrirse. Y probaron suerte en la Argentina, que no fue la excepción, pues, según declaró la propia María Elena a Alicia Dujovne, en aquella época sólo había espacio para cuartetos de hombres con bigotitos y las más edulcoradas formas del folklore industrializado.
Leda y María dan un vuelco como dúo y la década del 60 las encuentra presentándose con “Los sueños del Rey Bombo”, “Doña Disparate y Bambuco” y “Canciones para mirar”. María Elena, para el desconcierto de muchos, comenzaba a transitar ahora una de las zonas más menospreciadas por los mentores de la “alta cultura”. Como si el canto popular no hubiera sido poco, se atrevía a refundar un género siempre considerado menor y relegado a los discursos didácticos y moralizadores. Pero la generosidad de su talento puso a la familia Polillal a balconear en los bolsillos para cerciorarse de que la conservadora señora Naftalina no se avecine. Y nos regaló a todos una treintena de canciones y un puñado de libros que nos harían más libres. Y de una buena vez pudimos caer para arriba, comprarnos todo lo que cabe en los espejos y conocer a una mona que es reina. Y todo engalanado con los más bellos ritmos folklóricos tradicionales.



En 1952 junto a Leda Valladares durante una presentación en la televisión francesa.


Pero por ese afán de espiar siempre por un ojal, María Elena eligió seguir su camino por otros senderos, tal vez percibiendo que ella misma podía convertirse en cánon. Y quizás por este motivo y por su forma apasionada de entregarse al amor, fue que, tras conocer a María Herminia Avellaneda, se nutrió de sus formas expresivas (tal como lo había hecho antes con Leda Valladares) y comenzó a mostrar su talento en cine y televisión. Estos trabajos se combinaron con sus últimas producciones infantiles y con los primeros entre una preciosa colección de discos “para grandes”. Los resultados fueron muchos y el largometraje "Juguemos en el mundo" de 1971 y un nutrido repertorio que le valiera el sobrenombre de “la juglaresa”, alcanzan para dar cuenta de una de las fases más prolíficas de su trayectoria. El “Cancionero contra el mal de ojo” regaló himnos como “Serenata para la tierra de uno”, “Como la cigarra” o “Canción de caminantes”, por sólo mencionar algunos.

En 1971 durante el rodaje de "Juguemos en el mundo" en la ciudad de Pasteur.

En 1971 durante el rodaje de "Juguemos en el mundo" con María Herminia Avellaneda.

En 1978 presentándose por última vez como cantante con el show "¡Chau ejecutivos!" en el Auditorio Bauen


La enfermedad cerró el ciclo de la canción y se inició un nuevo párrafo para María Elena. Los años 80 la encontraron luchando por su vida y tuvo que afrontar una larga rehabilitación para superar un cáncer óseo. Pero el amor incondicional de Sara Facio, según declaraciones de la propia María Elena, fue el apoyo y la fortaleza necesaria para salir adelante del mal trance, que le dejó como saldo varias complicaciones motrices. Sin embargo, durante estos años dejó espacio para su creatividad e hizo innumerables participaciones en la prensa, publicó varios libros para niños y hasta incursionó en nuevos géneros como su primera novela “Novios de antaño".


En 1990 festejando sus 60 años con Quino, Carmen Rovira, Irma Costanzo, Sara Facio y Gabriela Massuh

Durante la década del 90 en su biblioteca.


María Elena significa un sueño individual que se proyecta y se multiplica como el amor libre, hasta todo aquel que quiera y pueda recibirla. Y del mismo modo que regala “flores cuadradas”, "cisnes que ladran" o que logra que dos y dos sumen tres, sus 78 años la encontraron dando otro paso adelante en su historia y en su tiempo. Con la sobriedad victoriana que la caracteriza y poniendo el tema como uno más entre todas las formas que tiene de acercarse a su gente, María Elena abrió las puertas de su barco quieto y testimonió sus historias de amor lésbico con Sara, Leda y María Herminia. Es la segunda mujer pública de la argentina que lo hace.
Y yo, que disfruto de su obra y su talento, escribo este humilde texto que es mi buen modo para abrazarla, homenajearla. Porque al conocer algo de su vida puedo comprender su coraje tan mujer, sus búsquedas y también puedo admirarla al comprobar que, al igual que la Juana, María Elena "cuando tiene techo y pan, también quiere la ventana”.


En 1947 mirando por la ventana de su casa en Ramos Mejía.


SOBRE EL DISCO

Tal como detallé en el relato de la biografía la canción “El sol no tiene bolsillos” encierra una pregunta que me parece clave para comprender la figura de María Elena Walsh. Por este motivo elegí el LP homónimo, editado en 1971. Este disco Cuenta con arreglos y dirección de Mario Cosentino, quien acompaña a María Elena junto con su orquesta. Entre los temas más destacados cabe mencionar el emblemático “Vals municipal” que, como una sucesión de postales, es una declaración de amor a Buenos Aires.















Lista de temas:

01 – El sol no tiene bolsillos (María Elena Walsh – Mario Cosentino) Balada
02 – Vals municipal (María Elena Walsh) Vals
03 – Magoya (Héctor Stamponi – María Elena Walsh) Tango
04 – Oración a la justicia (María Elena Walsh) Balada
05 – Si se muere la zamba (María Elena Walsh) Zamba
06 – The Kana (María Elena Walsh) Fox
07 – Balada de la mariposa (María Elena Walsh) Balada
08 – Balada de Comodus Viscach (María Elena Walsh) Balada
09 – Campana de palo (María Elena Walsh) Milonga
10 – ¿Dónde están los poetas? (María Elena Walsh – Mario Cosentino) Balada
11 – Taximetrero (Héctor Stamponi – María Elena Walsh) Tango
12 – Cantar canciones (María Elena Walsh) Balada


Descargar el disco

21 comentarios:

marga dijo...

maravilloso todo, excelente bio

crecí con sus canciones y de algo estoy segura: mi infancia no hubiera sido la msima sin ella

por eso le digo gracias

y gracias a vos Chris por tan lindo trabajo

bss

Christian dijo...

Gracias Marga!!

Lo más maravilloso de ella es que hizo poesía y música LIBERADORA... Ella nunca quiso que nos portemos bien... o que hagamos caso... Ella dio vuelta todo el orden, los puso patas para arriba y nos invitó a jugar. Eso no tiene precio.

La verdad que fue un laburazo... me llevó como 5 horas armarlo!!! Así que bueno... Estoy posteando poco, pero cuando lo hago elaboro el material...

Besos!!

Chris

DianNa_ dijo...

Genial post, Christian, te lo has currado a base de bien, yo no la conocía, la investigaré, gracias.

Te deseo pases unos felices días y que se cumplan todos tus deseos... amor y paz, amigo :)

Besoss

elmistico dijo...

Aller cuando lo lei me quede asombrado por mi ignorancia de tantas cosas con respecto a Maria Elena,Gracias Chris por regalarnos y educarnos con esta resen~a!!!lo tuyo es un trabajo social se nota tu esfuerzo en postear material bien logrado y elaborado
Para los que nos dormimos con las canciones de chicos nos toca descubrir a la folclorista,trovadora,etc...
Gracias mil!!!!

Christian dijo...

Dianna: Si te gustan los matices, los ribetes, lo que no es liso y llano, sino que tiene riqueza en los simple, entonces María Elena Walsh te va a gustar.
Felices fiestas para vos!

Besos!

Danny: La verdad que fue mucho laburo, sí... pero fue un placer. No me gusta el copy/ paste. Porque si yo escribo sobre ella, queda mi manera de entenderla impresa en mis palabras. Lo que pongo se vuelve subjetivo y esa es la idea.
Una de las cosas que quise poner con mi subjetividad es justamente, un acento en que no sólo hizo canciones infantiles... María Elena es super variada!!!!! Descubrir la folklorista y la trovadora puede sorprenderte mucho más de lo que pensás...

Besos enormes, linda!

Chris

Adrian Pegaso dijo...

Che, buenisimo todo.

Copada la forma y el cariño que le impregnaste al redactarlo.

Si bien narrar la historia de alguien a veces cuesta para los lectores sentirse inmersos en la lectura, tu texto atrapa y te lleva a sentirte que al lado tuyo tenes al escritor de esta narracion con un mate en la mano cebando y contando todo esto.

Maria Elena Walsh ha marcado muchas generaciones... la mia, la de la decada del 70 es una de ellas.

Es una idola...

Bexos
Ad

Fernando dijo...

Excelente comentario-homenaje.
¿De dónde sacaste fotos tan hermosas?...
En estos días pasaron "Juguemos en el mundo" en TV, y pensaba que, para los de mi generación, la voz de María Elena fue como la música de fondo (tristona y bella) de nuestra infancia.

Christian dijo...

Adrián: Gracias! me alegro de que te haya gustado.
María Elena claro que nos marcó a todos y tal vez por eso busqué escribirla desde los otros costados... más la folklorista, la trovadora y la mujer...

Fernando: Las fotos son del libro "Retratos de María Elena Walsh" de Sara Facio y de "Como la cigarra" de Sergio Pujol. Seleccioné las que más me gustaban y las escaneé para que sea una historia con imágenes.
Qué lástima que me perdí la peli!!!!!! Nunca la vi... voy a estar atento... me encantaría grabarla!!!

Besos!!!

Chris

Carlos dijo...

No hay caso! Seguis siendo el nene sensible mas lindo y mas inteligente de la red. Te pasaste nene. Hiciste un trabajo bellisimo.
Aprovecho pa´mandarte abrazote, felices fiestas y todo eso que te merecés. Chau nene lindo!

Christian dijo...

Gracias Carlos!
Feliz vida para vos!

Chris

MR BLOG. dijo...

UNA MUY FELIZ NAVIDAD Y UN FUERTE ABRAZO.

ALE LAVALLE dijo...

cris, lo de maria elena es casi ochentoso jjjajaj

espero que hayas pasado una buena navidad y que el año nuevo llegue glorioso.

Felicidades! Abrazooo

Glosa dijo...

Que bueno negro, hermoso el relato sobre Maria Elena, una mina con mucho talento y gran fuerza... las fotos estan muy buenas tmb.... vos Chris siempre tenes un buen archivo... que grande!!
un abrazo... me gustan estos homenajes

Diego M. Herrera dijo...

Mas alla del tema..... GRACIAS siempre por tu LETRA incansable, por tu lenguaje, que no es solo lenguaje, sino PALABRA. Algo que parece trivial, pero a la hora de escribir o hablar, pocos ponen letra. Estoy cansado de leer y escuchar LENGUAJE vacio, algo que tiene que ver con la psicosis.
Gracias por tu contenido, por la PALABRA. TODO tu Blogger es PALABRA. Un abrazo hermano y FELIZ AÑO

Diego

Magui dijo...

Qué hermoso regalo de fin de año Chris!!
Gracias por tomarte tanto laburo y compartir estas joyas con nosotr@s.
Te mando un abrazo enorme y ya me pongo a descargar a María Elena.
Gracias!!!!!
Que el fin del año te trate lindo, lindo, lindo.

Besos!

Christian dijo...

Gracias Mr. Blog! feliz vida para vos...

Ale: María Elena es atemporal! jaja... así que cabe también en los ochenta...
Felicidad para vos!

Migue: Me alegro que te haya gustado. Tengo cosas que me parecen lindas, valiosas... y aquí están, cobrando vida... para que no sean sólo lugar en el cajón. Me gusta que te gusten estos homenajes.

Dieguito: Qué mensaje!!! Gracias... un honor que me escribas algo así... trato de apuntar a eso :)

Magui: Espero que hayan empezado bien el 2009! Un beso para vos y Gabi... Ojalá ya estén disfrutando de María Elena...

Besos a todxs!

Chris

Juan Adolfo Goldín Pagés dijo...

Christian, ¿cómo va?
Hace poco cree la página de fans de María elena Walsh en facebook, no sé si estás ahí, pero me gustaría que pasaras y coadministraras la página conmigo.
Sabés un montón.
Abrazo,
Juan

Christian dijo...

Gracias Juan por la invitación... :)

Lala dijo...

Qué lindo trabajo!! Genial tu redacción!! Mucha sencibilidad!!
...sin duda una mujer íntegra y muy auténtica...dejo mucho en mis días de niña y creo q por eso la elegí para el desarrollo de un trabajo de la facu.. Pensaba en la falta de maria elenas hoy en día...en un mundo cada vez más perverso que propone olvidar todos los valores..
la falta de maria elenas que inviten a volver a uno mismo, a la inocencia, a enamorarse de un jacaranda, a bañar la luna, a aprender de una cigarra, a reírse por reírse, a encontrar felicidad en las cosas más sencillas, a perder el tiempo y soñar de una vez!!
Gracias por traer a la memoria a gente que realmente lo merece.. un saludo muy grande!! y felicitaciones!!
Lala (Mza)

DudaDesnuda dijo...

El motivo por el que llegué a estos Pasajes de ida es triste pero, de alguna manera pareciera que la tristeza le da paso al respeto y a la admiración por dos (por María Elena y por vos).

Besos agradecidos

ADRIANA dijo...

SOLO AGRADECERTE,POR PONER MIS PENSAMIENTOS Y SENTIMIENTOS HACIA ELLA SOBRE "PAPEL".